Concurso de Historias: Santicl贸 viene a Universum 馃巺馃徎馃巹馃ざ馃徎

Estado
Cerrado para nuevas respuestas.

Nankurunaisa

Staff Honorario
Mensajes
1,201
Oro
201,532
隆Hola, queridos foreros de Universum!

Ya salimos de Halloween, y ahora viene Navidad, as铆 que, antes de que comience la locura de fin de a帽o (y otras locuras m谩s que seguro nos esperan por ah铆), les traemos este concurso.

S铆, s铆, otra vez de historias. Soy yo, su moderadora favorita antimala ortograf铆a (que me llamen nazi no est谩 mal, sisoy xD). El caso es que, para los que no tuvieron tiempo 鈥攐 se enteraron muy tarde鈥 del concurso de Jalog眉铆n, aqu铆 tienen la oportunidad de explayarse. Pues bien, sin m谩s pre谩mbulos, les presentamos el:

鈥淧rimer Concurso de Historias: Santicl贸 viene a Universum鈥 馃巺馃徎馃巹馃ざ馃徎

驴Qu茅 necesitan para este concurso?

Bueeeeno, es sencillo: originalidad, fluidez en la narraci贸n, ganas de escribir鈥

驴C贸mo lo hacen?

Obviamente a la antigua si quieren, vamos, l谩piz y hoja de toda la vida. Ya luego que lo tecleen es otra cuesti贸n. Si nos ubicamos un poco m谩s, abren su correspondiente bloc de notas en el tel茅fono o computadora, y hala, a escribirrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr.

REGLAS DEL CONCURSO:

(No son negociables, mwahahahaha! As铆 que lean bien)
  1. No se admitir谩n historias copiadas de internet. Como ya saben, por ah铆 en la gran red hay mil cuentos muy curiosos sobre esta 茅poca del a帽o, pero aqu铆 queremos que ustedes exploten su capacidad narrativa, apoy谩ndose, claramente, en su originalidad. Por eso: NO COPPYPASTE DE NING脷N SITIO, CREEPYPASTAS, HISTORIAS CORTAS NO PROPIAS, ETC. Esto no es negociable, ya lo dice ah铆 arriba.
  2. Requisitos b谩sicos:
    • BUENA ORTOGRAF脥A (me dir谩n que soy una pesada, pero vamos, a nadie le gusta leer algo y que de pronto salte una palabra mal escrita. Al que le guste eso, por favor, rev铆sese).
    • ORIGINALIDAD (esto huelga decir por qu茅, y si no me creen, lean el punto 1).
    • FLUIDEZ (ehhh鈥. si no tiene esto, la historia es totalmente incomprensible).
    • COHERENCIA (tiene que ver con lo anterior, pero b谩sicamente est谩 dada por la propia estructura de su historia, y la narraci贸n lo agradece).
  3. Ya pasamos la 茅poca de sustos que dan gusto, pero despu茅s de todo, la Navidad tambi茅n se presta para ello, por lo que el contenido de su historia es libre. No obstante, y esto es muy importante, TODOS LOS CUENTOS, HISTORIAS, AN脡CDOTAS, ETC., DEBEN ESTAR RELACIONADOS Y/O ENMARCADOS EN LA TEM脕TICA NAVIDE脩A. 驴Para qu茅 tener un concurso de Navidad si hablamos de vacaciones de verano? As铆 que ya saben, c铆帽anse al tema ;) que la verdad es que m谩s libre que esto no lo van a encontrar.
  4. NO SE ACEPTAR脕N HISTORIAS DE USUARIOS INVITADOS. En este punto tenemos que estar todos de acuerdo, puesto que no tiene sentido una buena historia si luego no se sabe qui茅n es el usuario. Por lo tanto, INVITADO que lees esto, si no formas parte del foro, 驴a qu茅 est谩s esperando? 隆脷nete ya y d茅janos tu historia navide帽a!
  5. Las historias que se sometan al concurso se postear谩n en este hilo, y ser谩 lo 煤nico que se apruebe siempre y cuando cumpla los requisitos antes expuestos. NO SE ACEPTAR脕N comentarios/posts de otra 铆ndole.
  6. Sobre el sistema de premiaciones: adem谩s de las reacciones, se tendr谩 en cuenta el Punto 2 de esta lista AL COMPLETO, es decir, que no por tener m谩s reacciones quiere decir que la historia ser谩 la mejor. Por lo tanto, el que desee participar, edite su texto antes de someterlo. No nos gustar铆a que el contenido original se perdiera a causa de una mala edici贸n, 驴cierto?
  7. 隆隆隆隆隆隆Relean todos los puntos, por favooooooooooooooor!!!!!!!!!!!!!!
Ya conocen el m茅todo de premiaciones, pero por si lo olvidaron, se los refresco:
Gran Premio: 馃弳 Copa de Ganador.
Primer Lugar: 鉂わ笍 Me encanta, su coraz贸n de toda la vida.
Segundo Lugar: 馃槷 Toma tu carita de asombro aqu铆.
Tercer Lugar: 馃憤 Manito arriba, mi gente, que esto Me Gusta.
驴Cu谩nto ganas, forero querido, si obtienes uno de estos lugares? Aqu铆 abajo te lo decimos:
Gran Premio: 50 mil Oros. (Que no, que no es poco, no sean avaros XD)
Primer Lugar: 40 mil Oros.
Segundo Lugar: 20 mil Oros.
Tercer Lugar: 10 mil Oros. (驴Qu茅 siguen pensando que es poco? 隆Madre m铆a, que bolsillos tienen ustedes!)

Entonces, 驴qu茅 esperan para ponerse a escribir?

隆脕ndele, 谩ndele!

隆Fechas, fechas! (驴cre铆an que las hab铆a olvidado? Pos no)

Como estamos a 1潞 de noviembre, van a tener m谩s de UN MES para someter su historia al concurso. Santicl贸 les va a regalar un certificado de participaci贸n tambi茅n, as铆 queeeeeeeeeee, no esperen mucho, 驴eh? Entonces:

Fecha de inicio del concurso: 1潞 de noviembre de 2021.

Fecha de cierre del concurso: 24 de diciembre de 2021 a las 12 del mediod铆a
(aunque si antes de esa fecha no has escrito nada, sabes que tienes muy pocas probabilidades de que tu historia sea vista y le铆da, por ende, votada en consecuencia, por lo que no esperes a esta fecha). Despu茅s de esa hora, el hilo se cerrar谩 y no se aceptar谩n m谩s historias.

Fecha de entrega de los premios: 25 de diciembre. 隆Feliz Navidad a todos! 馃コ馃コ馃コ馃コ馃コ

Ahora s铆, ya, 隆p贸nganse a escribir!

隆Nos leemos!
 
鈥ye!!! Tu 篓tas篓 loco o qu茅??? 鈥 grit贸 el mulato que iba cruzando la calle, a punto de ser atropellado por un veh铆culo no motorizado, arrastrado por dos venados y que lo conduc铆a un gordo barbudo vestido de rojo, que en la mano llevaba las riendas del veh铆culo (algo as铆 como un trineo) y en la otra mano, una botella de Vodka y en la parte baja del trineo, un bafle que a toda voz soltaba una canci贸n de reggaet贸n bien repartero que a duras dejaba escuchar el tintineo de los cascabeles que ten铆an los venados enganchados en el cuello.

- Merry Christmas, negrou!!! 鈥 grito Santa Claus, que por la nota que llevaba, m谩s bien parec铆a 篓Sat谩n Claus篓.

- Negro, tu madre, gordo 篓ceboll贸n篓. 鈥 Fue la respuesta del mulato. (Ya saben c贸mo se ponen de complejistas las personas鈥 no blancas, cuando le tocan algo referente al color de su piel).

El viejo 篓Santi篓 iba euf贸rico. 驴Por qu茅? Pues porque esta navidad era muy diferente a las otras, a pesar que cada navidad pasada tuvo su historia, como aquella donde olvid贸 la bolsa de regalos en casa de Jennifer L贸pez, cuando en la madrugada bajo por su chimenea y la encontr贸 durmiendo boca abajo en la alfombra de su mansi贸n, muy ligera de ropa, y totalmente embriagada debido a la noche loca que hab铆a tenido con Ben Affleck (o Fen Bafleck). Por cierto, Ben Affleck tambi茅n estaba tirado en el piso, roncando, y con la cabeza encima del trasero desnudo de 篓Jlo篓. Santa se qued贸 tan sorprendido por la escena, que sin mirar, tropez贸 con un florero que hab铆a en la sala y dando traspi茅s sali贸 huyendo de ah铆. No quer铆a que lo acusaran de voyerista o mir贸n depravado. La culpa la ten铆a su jefe, que le dijo que fuera a esa casa que ah铆 hab铆a ni帽os. Bueno鈥 en realidad, lo que hab铆a era tremenda 篓ni帽a篓.

Tambi茅n recuerda cuando fue a casa de Donald Trump, antes de este ser presidente. Sali贸 bastante alterado de su casa. En primera, porque en vez de dejar regalos, se tuvo que llevar los que hab铆a en casa de Trump (eran mucho mejores que los que el tra铆a en su bolsa) y al ir saliendo, vio a Trump, en bata de casa, haciendo muecas bastante feas frente al espejo y dici茅ndole a su imagen: No volver茅 a regresar al manicomio. De aqu铆 en adelante, ser茅 el presidente de este pa铆s. Cueste lo que cueste.

- 隆Vaya tipo! 鈥 Dec铆a el Santa - Solo un loco como el, lo dejar铆a ser presidente.

Exacto. Una multitud de locos鈥

Ahora hab铆a ca铆do aqu铆, en el pa铆s de鈥 bueno鈥 en Universum. Lo primero que hizo fue, ver quien ten铆a la tarjeta de MLC al d铆a y a 篓full money篓. Para esos ni帽os ser铆an los mejores regalos. Los dem谩s los distribuy贸 entre algunos revendedores amigos suyos, para coger alg煤n dinerito y cambiar las llantas del trineo que estaban 篓en llama篓, tambi茅n comprarle algo de comida a los venados y por ultimo comprarse un traje nuevo, le 篓cuadraba篓 un mundo el traje de l谩tex de Gat煤bela (Si, ese mismo. El de la mujer gata de Batman) o el Harley Queen.

Despu茅s de eso, se qued贸 a celebrar un rato en casa de unos socios, muy amigos suyos. Entre ellos: El hombre del Saco, El pica caras y Gabelungo, alias El Hombre de Neandertal.

Se fue en la madrugada, tal y como lo vio el mulato que casi lo atropella: Haciendo 篓eses篓 por toda la calle.
 
Era navidad y la estaba celebrando con mi madre y mis t铆os, que hab铆an venido desde Camaguey. Est谩bamos cont谩ndonos an茅ctodas de como casi hab铆amos tenido que hipotecar la casa y pedir un pr茅stamo al banco para conseguir la carne de cerdo y las cervezas. Ya con unos tragos de m谩s mi t铆o y yo, comenzamos a hablar bober铆as.

-驴Crees en Santa Claus? - pregunt贸 mi t铆o con tremenda borrachera
-Naaa, si ese hombre viene a Cuba, le roban los regalos y hacen bistec con sus renos - le respond铆 tambi茅n en nota.
-Sehhh, adem谩s, seguro que le piden el carn茅 de la Onat de Santa.

Bueno, no quer铆a terminar el prende en la casa y decid铆 salir un rato a la calle, y de pronto me cae algo fr铆o en la cabeza. Miro al cielo at贸nito y estaba nevando, era increible, primera vez en Cuba que suced铆a eso. Sigo caminando y llego a 5ta Avenida, que era como el G de Playa y me re煤no con unos socios.

-驴Viste esto? Est谩 nevando - Le pregunto a Leo
-Y no solo es eso, mira - me ense帽a un art铆culo en Cubadebate donde dec铆a, que a petici贸n de la gente, iba a desaparecer el MLC y volver铆a el CUC.
-Mmmm. Ya veo, y seg煤n dice, esto lo han hecho como regalo de navidad, ya que siempre est谩n pensando en nuestro bienestar.
-驴Por qu茅 no nos llegamos hasta la calle de 70? Dicen que se est谩 celebrando una marcha feminista.
-驴Qu茅? 驴C贸mo? 驴En qu茅 momento ha llegado eso a Cuba que no me he dado cuenta? - pregunto algo confuso.
-Vamos, vamos, al menos ser谩 divertido.

Finalmente llegamos al lugar, y hab铆an una t铆as bailando un reggaet贸n, con peinados raros, pelos pintados de colores, que parec铆an orcos del World of Warcraft, era una versi贸n del himno feminista cantado por el chocolate. Por otro lado hab铆an unas personas sospechosas golpeando chicos que ten铆an disfraces del KKK, porque dec铆an que era racista. Unos reparteros tuvieron una discusi贸n y decidieron hacer una representaci贸n de una carga al machete. La m煤sica comenzaba a aturdirme, decido irme a la casa y acostarme a dormir.

Al otro d铆a le cuento todo lo sucedido a mi t铆o, lo del regreso del CUC, la nieve y las feministas. Con su mano se acaricia la barba y me dice:
- 驴Te acuerdas de las hojas de tabaco que te traje para que fumaras? Bueno, me equivoqu茅, no eran de tabaco.
 
Restriego mis ojos y me levant贸 suave de la cama pues no quiero despertar a mam谩.Miro a mi alrededor es verdad que me he acostumbrado a la pobreza pero esto a煤n me entristece aunque luego de mis 16 a帽os de vida deber铆a estar acostumbrado.Tomo un jarrito y salgo a lavarme a ver si me da tiempo de cortar algo de le帽a antes de que mam谩 se levante para poder comprarle algo de desayunar.Todo es pobreza y tristeza a los alrededores de la caba帽a,casi es Navidad y ni a煤n as铆 al veo a los ni帽os de por aqu铆 sonre铆r;observo como tiemblan de fr铆o dentro de sus casas, que no son m谩s que 4 tablas para resguardarse del fr铆o,al menos nosotros tenemos la suerte de que pap谩 nos dejara un hogar confortable antes de morir.Entro en casa y tomo la s谩bana de mi cama semicabizbajo,s茅 que es la 煤nica pero ellos la necesitan m谩s,la llevo hasta donde vi a los ni帽os y sin que se despierten tapo sus cuerpecitos morados.Regreso a casa para vestirme y siento una d茅bil tos:
-Mam谩 ya estas despierta,acu茅state sabes que no debes estar levantada y menos en un d铆a tan fr铆o.
-Solo quer铆a ver si pod铆a continuar con mi trabajo de costura para ayudarte.
-Tranquila mam谩 no es necesario,sabes lo 煤nico que siempre necesitar茅 que hagas,que me des tu bendici贸n,ella es mi fuerza-Ca铆 a sus pies cuando se sent贸 esperando su beso en la frente.
Mi madre me besa y me levanto sinti茅ndome el chico m谩s bueno y fuerte del mundo.Tomo el hacha y troto hasta el bosque.Corto uno tras otro los troncos que me parecieron mejor para le帽a y los voy a vender al pueblo.Compro algo de leche y pan y regreso a casa;delante de la puerta siento una tos que me deja congelado,s茅 que su enfermedad empeora aunque no me lo dice,entro y la veo con los ojos aguados.
-Cada vez est谩 peor mam谩 no trates de ocultarlo
-No lo har茅 pero no quiero que te preocupes todo llega en su momento y pasa por algo.
-Mam谩 porque no haces algo por mi,hagamos un juego ambos le escribiremos una carta a Santa Clous y el d铆a de Navidad el primero que vea cumplido lo que pidi贸 tiene derecho a pedirle lo que quiera al otro.
-No estamos muy mayores para eso
-Vamos mam谩 hace a帽os no hacemos nada as铆 te lo suplico.
Mi madre sonri贸,de sobra sab铆a que significaba que acceder铆a a mi ruego.Le acerqu茅 un l谩piz y un papel:
-Bueno comenzamos y de aqu铆 a una semana termina el trato.
Terminamos de escribir y metimos las cartas en sobres.Sal铆 con ambos y antes de hecharlos en el buz贸n abr铆 la carta de mi madre:
篓Querido Santa:
De sobra s茅 que esto no es m谩s que una broma pero bueno de peque帽a siempre cre铆 en ti y me gustar铆a hacerlo una vez m谩s,solo me gustar铆a pedirte que mi hijo y yo podamos tener una aut茅ntica cena de Navidad.篓
De nuevo met铆 la carta en el sobre y ambas las introduje en mi bolsillo,ya s茅 lo que debo hacer.Esa noche cuando mi madre se durmi贸 sal铆 de la cama sin hacer ruido,tome el hacha,la escopeta y sal铆 al bosque.Estuve trabajando hasta la ma帽ana,cuando sali贸 el sol tom茅 el jarro,me hech茅 agua y aparent茅 acabar de lavarme para postrarme a los pies de la cama de mi madre esperando su bendici贸n.As铆 pas茅 d铆a tras dia hasta que lleg贸 Navidad.Me levant茅 temprano y revis茅 cuanto dinero pude ahorrar:
-Perfecto me alcanza para una buena comida-Sonre铆 orgulloso de mi mismo.
Me levant茅 deprisa y fui al mercado.Compr茅 algo de carne,pan y mucho queso;leche y algunos chocolates adem谩s de una bonita bufanda y regres茅 corriendo a casa.Abr铆 la puerta con una radiante sonrisa en el rostro y vi a mi madre tirada en el suelo.Dej茅 caer las cosas al piso y me tumb茅 a su lado;tom茅 su pulso y revis茅 sus ojos,no quedaba nada que hacer,mi madre hab铆a muerto.Como un loco lanc茅 lejos de mi todas las cosas que quedaban desparramadas por el suelo mientras las l谩grimas arrasaban mis ojos,saqu茅 los dos cartas de mi bolsillo y las arroj茅.La de mi madre estaba dentro de su sobre y la m铆a cay贸 donde pude leer su contenido y nuevamente arras茅 mis ojos en l谩grimas mientras gritaba desesperado;la carta era breve solo dec铆a:
篓 Querido Santa:
Por favor,salva a mi madre篓.
 
隆隆隆Atrapamos a Santa!!

La gran casa se levantaba majestuosa en el centro de la Comarca. Todos la llamaban El Universum, pues en ella conflu铆an todos los intereses que sus habitantes, una retah铆la de chiquillos y chiquillas muy ruidosos, pudieran tener.

Aquella noche hab铆a un 鈥搃ncre铆ble鈥 silencio casi absoluto en la gran casa, solo se escuchaba el chac chac del secundario del viejo reloj de pared, como un coraz贸n impaciente que aguarda un gran acontecimiento. De repente la ventana del sal贸n se desliz贸 en un susurro y un se帽or realmente gordo, con una espesa barba blanca y un traje rojo algo ajustado, entr贸 por ella, no sin esfuerzo. Un hocico de reno tuvo que darle un 煤ltimo empuj贸n. Su nombre era Santa Claus. Camin贸 de puntitas hasta un enorme 谩rbol de navidad que alumbraba en un rinc贸n, sac贸 de su bolsillo una larga lista y comenz贸 a poner al pie del 谩rbol los regalos que tra铆a guardados en un costal.

De repente la casa cobr贸 vida, las luces se encendieron y una sinfon铆a de risas y chillidos llen贸 el lugar. Llegaron corriendo de todas partes en estampida: una ni帽a traviesa de cabello rojo llamada coloc贸 una silla detr谩s de Santa, mientras que , , , , y uno que se hac铆a llamar , lo obligaron a sentarse y ataron su cuerpo a la silla con rabos de gato y cadenetas que tomaron de los adornos navide帽os. Detr谩s apareci贸 que tra铆a un enorme pedazo de queso en las manos, y su vestidito todo lleno de migajas, la boca llena no le impidi贸 brindarle a Santa una enorme sonrisa, a la vez que extend铆a sus manitos brind谩ndole un poco de su queso. De la biblioteca asom贸 ensimismada la peque帽a , que tra铆a un enorme libro entre sus manos, con la intenci贸n de que el viejo Santa les leyera un cuento navide帽o. Otro chico, de cabello negro muy rizo apareci贸 saltando por sobre los muebles, como un b贸lido, y parado delante del se帽or gordo comenz贸 a hacer un chiste de los tantos que se sab铆a.
Shhh no !! Ahora no!!Dijo con un gemido la peque帽a , que llevaba una flor en el pelo, con un p茅talo tap谩ndole el ojo. Dos chicos m谩s llegaron desde la sala der m煤sica, y , discutiendo si deb铆an permitir poner villancicos cantados por reguetoneros; , con su flequillo sobre la frente, los miraba entornando los ojos. , , , , , , , , 鈥 y m谩s, muchos m谩s, llegaron desde la cocina cargando en sus manitas montones de galletas y pomos de leche para compartir con Santa y sus renos, tambi茅n tra铆an caramelos, chocolates, regalices, turrones, y cuantas golosinas encontraron en la estanter铆a.

En un segundo armaron todo ese revuelo, queriendo compartir con el Se帽or Santa Claus todo aquello que les hac铆a felices. Entonces, desde una de las habitaciones, con ojitos cargados de sue帽os, asom贸 una ni帽a, redondita, vestida de verde, y con voz t铆mida dijo al se帽or Santa Claus:
鈥淓sta vez no queremos descubrir los regalos sin ver qui茅n los dej贸, esta vez queremos compartir contigo la alegr铆a de la Navidad鈥. Y una carcajadaJo Jo Jo Joreson贸 por todo El Universum.
 
  • !Ponme un trago .....doble ! - dice el se帽or vestido de rojo y espesa barba blanca . El cantinero saca la botella de whisky ,toma un vaso y le sirve como si fuera otro de los clientes habituales del bar . El se帽or de un solo golpe bebe el whisky y con un fuerte golpe en la barra dice :
  • Ponme otro.... - El cantinero le vuelve a servir y el se帽or de la barba blanca y camisa roja repite la acci贸n anterior pero est谩 vez el golpe fue m谩s fuerte que el anterior , a lo que el cantinero ya molesto dice :
  • Sabe que si rompe el vaso lo tiene que pagar-
El se帽or de rojo esbozando una mu帽eca y mirando fijamente al cantinero saca de su bolsillo un fajo de billetes de a 100 , lo deja caer en la barra . Con la mirada fija en el dinero el cantinero dice :
-Son solo 10dolares .
- No - dice el se帽or de rojo - 茅sto es por las molestias y el dolor .
A lo que el cantinero sorprendido y algo nervioso le pregunta :
- 驴Cu谩les molestias y que dolor se帽or ?
Nada m谩s el cantinero toma el fajo de dinero el se帽or de rojo saca un cuchillo de caza y de un solo golpe le corta la mano , cambiando la direcci贸n del cuchillo y limpiamente le rebana el cuello . Todos en el bar quedan at贸nitos
sin poder hacer nada ni mover un solo m煤sculo . El cantinero cae sobre la barra , la sangre cubre todo el fajo de dinero las sillas y el suelo , los espasmos se apoderan de su cuerpo moribundo y justo antes del 煤ltimo suspiro el se帽or de rojo se le acerca al o铆do y le susurra :
- " Hoy dejas de violar ni帽os " -
El hombre de rojo da media vuelta toma su saco de regalos y diciendo Jo Jo Joo abandona el bar lentamente.
 
La noche era extremadamente fr铆a y una gruesa capa de nieve cubr铆a las casas del poblado Stramberg, d谩ndole ese aspecto antiguo y m谩gico de las casitas de las postales de navidad. El cielo estaba despejado y un mar de estrellas plateadas cubr铆an el firmamento. Aunque no hab铆a nadie lo suficiente loco que desafiara el fr铆o para regodearse con aquel espect谩culo鈥, o casi nadie.

-鈥 esta noche me dar谩s mi regalo?

-Quiz谩s, aunque a煤n no estoy seguro.

-Te lo he explicado varias veces, en eso consiste la navidad: compartir. Das lo m谩s importante a una persona igual de importante.

-Pero no eres alguien tan importante.

La chica que se mec铆a en una silla del viejo y solitario parque no pudo m谩s que lanzarle una mirada de reproche ante aquellas palabras hirientes. Detuvo su ir y venir clavando sus pies con suavidad en la nieve y mir贸 pausadamente al chico que no dejaba de dudar. Luego sonr铆o de manera p铆cara y comenz贸 a mecerse nuevamente.

-Pero quieres que lo sea, verdad?

Un rubor que nada ten铆a que ver con el fr铆o apareci贸 en las mejillas y la nariz del joven.

-Me gustas- dijo el joven despu茅s de reunir todo el coraje del que fue capaz y sintiendo un v茅rtigo que recorr铆a su est贸mago.

La chica dej贸 salir una risa coqueta y salt贸 desde el columpio. El cuerpo agraciado de la joven sobre el cielo nocturno y su falda ondeante se gravaron a fuego en la retina y el alma del joven que sent铆a una llama arder con fuerza en su interior. Era tan hermosa que parec铆a sobrenatural. 篓Es un 谩ngel篓, pens贸 el chico, esta vez detallando el movimiento de su larga caballera negra. Luego de escasos y gloriosos segundos la muchacha aterriz贸 con delicadeza y tan de repente como hab铆a saltado acort贸 la distancia entre ellos.

-Si te gusto d谩melo- exigi贸 de manera casi encantadora. El chico hecho un manojo de nervios tropez贸 y call贸 sobre un fr铆o banco de piedra. Ella abraz贸 sus piernas y recost贸 su barbilla en las rodillas de 茅l, mir谩ndolo a los ojos.

-Y bien?

-E-e-est谩 bien!- tartamude贸.

Hurg贸 un momento bajo su abrigo y sac贸 una enorme joya roja, acerc谩ndola a la joven.

-Est谩 c谩lida!- esboz贸 una sonrisa y con un brillo p铆caro en los ojos se sent贸 sobre sus piernas y lo bes贸- De eso se trata la navidad, de compartir- susurr贸 mientras lo acariciaba.

D铆as despu茅s en un apartado parque del pueblo de Stramberg encontraron el cad谩ver de un joven de 16 a帽os. Su cuerpo estaba destrozado y la sangre escarchada brillaba con fuerzas. Lo m谩s llamativo era un enorme agujero en el lugar de su pecho.

La chica? Est谩 justo detr谩s de ti, esperando para compartir en esta bella navidad.
 
脷ltima edici贸n:
S茅 que esperan que les relate un cuento ficticio, pero voy hacer algo mejor voy a contarles mi historia, una real. Hace muchos a帽os atr谩s hab铆a una ni帽a, pero no era una ni帽a cualquiera, era diferente, por ello todos los dem谩s ni帽os la rechazaban, pero la ni帽a no se dejaba abatir, ella pod铆a jugar, re铆r, imaginarse todos los amigos que deseara, pero ella ten铆a un problema, no pod铆a comunicarse con otros, no entend铆a cuando un ni帽o lloraba, no entend铆a cu谩ndo re铆a, no sab铆a expresar sus sentimiento, no entend铆a las muestras de afectos. Pero la ni帽a no viv铆a sola, ten铆a una familia normal y corriente, principalmente corriente, sus padres trabajaban, y se quedaba siempre con su hermano mayor, que no ten铆a inter茅s en jugar con ella y siempre le dec铆a que callara, no ten铆a tiempo para escuchar las historias tontas de una ni帽a, y la ni帽a call贸, call贸 historias tontas, alegres, tristes, todo se lo call贸, y solo quedo silenciada, pero la ni帽a a pesar de ser incapaz de identificarse con los sentimientos, aprendi贸 a imitarlos, luego no supo cu谩nto de ellos eran reales y cu谩les no, no sab铆a cu谩ndo llorar, ni cuando re铆r. Pero como toda historia para que no sea tan deprimente tiene que tener algo feliz, y la ni帽a supo que en navidad se pod铆an cumplir deseos, se pod铆an arreglar familias rotas, se propuso arreglarse y lo primero que hizo fue preguntar qu茅 significaba la navidad.

-Que significa la navidad?- le pregunto al anciano del pueblo.

-La navidad querida ni帽a significa juventud 鈥 dijo suspirando el anciano absorto en sus recuerdos, se qued贸 divagando en su mente y no dijo nada m谩s. La ni帽a al ver que no obten铆a nada sigo su camino en busca del significado de la navidad.

-Que significa la navidad? 鈥 le pregunto a un ni帽o que jugaba en el portal de su casa y el ni帽o le respondi贸 鈥 La navidad significas que puedes tener todos los juguetes que quieras. 鈥 la respuesta del ni帽o no le ve铆a mucho significado.

La ni帽a hab铆a preguntado a la persona m谩s sabia del pueblo y este la hab铆a pr谩cticamente mandado a preguntarle al m谩s joven, no entend铆a que significaba la navidad, y necesitaba respuestas, necesitaba comprender el significado, as铆 que sigui贸 y sigui贸 caminado hasta llegar a un r铆o, y vio sentado sobre una piedra a un lobo blanco, la ni帽a ten铆a miedo de acercarse, pero era tan magnifico y m谩gico que se fue acercando lentamente evitando espantarlo, el lobo giro su cabeza y miro a la ni帽a con una cristalina mirada, la ni帽a sinti贸 pena, amor, alegr铆a, dolor, sinti贸 su coraz贸n latirle en el pecho tan pesado, que qued贸 de rodillas, el lobo mantuvo su mirada fija en esa ni帽a.

-Que significa la navidad para ti?- le pregunto la ni帽a al lobo en apenas un susurro, abrumada por todo lo que sent铆a, el lobo en un movimiento gr谩cil bajo de la gran piedra y se posicion贸 frente de ella, era tan grande, tan m谩gico que no pod铆as mirar a otro lado que no fuera 茅l.

-Crees que un lobo te dar谩 la respuesta a esa pregunta 鈥 la ni帽a escucho una voz dentro de su cabeza, era un susurro en su mente, era como un niebla y tan extra帽o que no sab铆a si eran palabras o gru帽idos y mucho menos entend铆a c贸mo pod铆a comunicarse, la ni帽a solo supo asentir con la cabeza.

-Que me dar谩s a cambio de mi respuesta?

-Que es lo que un lobo puede querer de una ni帽a como yo?- dijo la ni帽a templando, y sacando fuerzas.

-Todo, puedo quererlo todo- le dijo el lobo.

-驴Pero si le doy algo, me dar谩 una respuesta?- la ni帽a miro decidida al lobo y le dijo que pod铆a tomar lo que quisiera, pero necesitaba la respuesta. El lobo al ver la decisi贸n en su mirada, se le acerco, la ni帽a cerro los ojos, esperando y esperando y esperando sentir algo. Entonces escucho en su mente la respuesta que tanto ansiaba, sinti贸, lo significaba la navidad, sinti贸 el peso lo que siempre hab铆a retenido dentro de ella, sinti贸 que se liberaba, se sent铆a libre y cuando abri贸 los ojos vio todo de nuevo con ojos cristalinos.
 
脷ltima edici贸n por un moderador:
Como es de costumbre en todos los cuentos, y relatos, siempre se acercaba algo, esta vez se acerca navidad, que extra帽o, el parte meteorol贸gico anuncio un frente fr铆o, no la navidad. Todo era blanco, el cielo estaba blanco, el suelo estaba blanco, yo estaba blanco, ten铆a todo blanco, y inevitablemente ese invierno tra铆a consigo algo raro o anormal. Cuando cae tres gotas de agua, empieza hacer un fr铆o tremendo, de eso que no estamos a costumbrado soportar, y no te limpias, ni te imaginas de color debe estar el ba帽o ese d铆a. Recuerdo yo, ya que mi memoria no es algo fugaz, que antes de llegar a esa escena de blanqueada, antes de eso hab铆a acontecido varios sucesos.

Navidad, fecha hist贸rica entre los amantes, los amores, y los que traicionan a su pareja en un prost铆bulo. Recuerdo, que mediante correo de Cuba, ese d铆a, todas las cartas fueron enviadas para el polo norte, si bien recuerdan Papal Noel, el gordito m谩s querido en navidad, su residencia radica en el polo norte, y mientras yo revisaba sus cartas, ya que 茅l estaba entretenido en unos de los famosos conciertos de Bad Bunny, de todos esos chicos del mundo entero que le manda cartas con su "listas de regalos". Entre ella hab铆a una carta muy singular de una ni帽a muy tierna, que se llamaba que dec铆a lo siguiente:

Querido y Estimado Santa:

Querido porque te quise, estimado porque es la esencia de esta carta. Este a帽o no quiero que me traigas juguetes, estoy algo cansada de pedir lo mismo y simplemente me traes comida. Lo 煤nico que quiero pedirte es que hagas una ni帽a de verdad, para poder consumir la misma inteligencia, carisma, y belleza que Kira, ya que siempre me molesta tener que observar desde lejos, tal hermoso coloso, y tener que envidiarle porque es m谩s femenina que yo. As铆 que espero que mi pedido no sea ego铆sta, y me lances por la chimenea los cosm茅ticos que usa, y sobre todo, su carisma

Con mucho amor

Nankurima.
Conmovido, y con los ojos lloroso, y los mocos extendidos, por la nariz, yo, revis茅 la lista de los ni帽os que hab铆an sido buenos y comprob茅 que You, no estaba ah铆. Era una ni帽a muy amable, que siempre ayudaba con las tareas de la casa, se levantaba todo los d铆as temprano, y no se robaba nada del frigor铆fico. En cambio su Kira, era el chiquillo m谩s vago del mundo. 脡l siempre le contestaba mal a Nankurima, y se burlaba de la barba de Soma, peleaba con Ryu sobre el patriarcado, y atormentaba a los vampiros y a su mascota (Lycan). Por eso era que figuraba en la lista de los ni帽os benevolentes.

Santa Claus se acord贸 entonces, que deb铆a a ver pasado por por las tiendas de ventas de disco, para comprar el 煤ltimo disco de Bad Bunny, el cual llevo al estrellato, cual nombre no recuerdo por mi corta memoria. Entonces, Santa Claus tom贸 su trineo y se dirigi贸 a Suiza para sacar unos cuantos coin de unas de sus pobre cuentas, auto seguido, se volvi贸 a meter en su hogar, y me puso el t铆pico traje rojo, el gorro rojo, y la barba, roja, unas medias pantis, tacones plataforma, y me lanzo envuelto en un trapo para el trineo. Me preguntaba yo, que pasa, porque Santa comete tal acto atroz con mi persona. No hablo en todo el camino, sent铆a que mi vida iba acabar bajo un puente, o en una esquina como siempre. Y como era de costumbre, hac铆a sus t铆picas paradas en el Bar Don Teto, para gustar de su alcohol con aguacate, y fue ah铆 en ese momento, en que puede salir del saco negro, y poderme mandarme a correr. Corr铆 tanto, que sent铆a que mis pies llegaban hasta mi nuca, hasta que llegu茅 a una peque帽a ruta donde transitaban camiones, transportando las mercanc铆as para Shangh谩i. Gracias a la suerte navide帽a, puede tomar botella en unos de esos camiones. Era un hombre de lo m谩s conversador, se paso todo el tramo del viaje, hablando del pronostico, y sobre lo que le atormentaba a la hora de llegar a casa, sobre todo que un d铆a sorprendi贸 a la esposa con el perro en la cama, era infiel. Al final y al cabo, tanta muela me dio sue帽o. Un freno en seco me despert贸, y cuando abr铆 mis ojos a ver que hab铆a sucedido, los focos revelaban a un viejo verde, vestido completamente blanco y con su llamativa barba blanca, sosteniendo un bast贸n. Gandalf "el blanco", pera, si esta es una historia sobre santa que hace Gandalf ac谩, estar茅 so帽ando, o es alg煤n invento del guionista, para ganar publicidad. En fin, rumbo a Mordor dijo, mientras se sub铆a al transporte, ense帽ando sus bellas canillas. Me miro, y con unas extra帽as palabras me dijo: Mellon, quise decir "Hola", que hostia con idioma de Gandalf, si bien saben que Mellon es amigo en Elfo, eso me extra帽o, tanto que hasta dudaba si esa barba no era postiza, ya que nadie pod铆a tener esa barba tan larga excepto . Pues nada, casi todo el poco trayecto del viaje, fue entre l谩grimas. Gandalf porque no sab铆a donde estaba su botella marca Frodo, el alcohol m谩s famosos entre los enanos, y el camionero con su esposa infiel con el perro, ambos lloraban por su desgracias, y yo ten铆a que soportarlo, por ser un extra en esta historia, y no me pagaban tanto para tener que soportar tantos mocos, y l谩grimas. Pero de pronto, el panorama se torno algo fr铆o, aun m谩s que el poco aire que se colaba por la ventana. De momento, el de la barba postiza Gandalf, saco bajo su bata blanca un shotel (para el que no sepa, es una espada curva, que usaban los etiopios, parecida al cimitarras occidental) Y de un zarpazo, le corto, eso mismo al camionero. Aquello rodo por mis piernas, daba gritos mediante una grabaci贸n, era ahogados, y el casete se trababa de ves en cuando, y el camionero, al ver que no ten铆a eso en sus hombros, tambi茅n gritaba, y entre tanto alboroto, perdi贸 la circulaci贸n, la hoja de ruta, y el conocimiento, por la perdida de l谩grimas, y con un brusco giro del tim贸n, volc贸 el cami贸n. Gracias a eso, sal铆 disparado por la ventana, y perd铆 el conocimiento.

Cuando vine en si, hay me encontraba yo. Todo era blanco, el cielo estaba blanco, el suelo estaba blanco, yo estaba blanco, ten铆a todo blanco, y inevitablemente ese invierno tra铆a consigo algo raro o anormal. Y aunque recordemos que estaba vestido completamente rojo, ya que as铆 no le mostraba cuando sangraba a mi enemigos, gracias a los copos de nieve, ni vestimenta se ti帽o completamente de blanco. Y al tratar de incorporarme, el peso de un pies, hizo volverme a ponerme en la misma posici贸n inicial, boca arriba. Era el Gandalf postizo, mostrando toda su intimidad, me miro y me dijo:

  • Pensabas que te ibas fugar de m铆-
  • Yo solo pienso, que deber铆as mover tu pies, y poner el otro- le dije-
  • No caer茅 en eso- contesto Gandalf postizo
  • No es que te veo todo eso, y me recuerda cuando por primera vez, Freddy Krueger
  • O perd贸n- dijo mientras quitaba el pies- Pensabas que te ibas a fugar de m铆. Pues si, soy Santa, disfrazado de Gandalf, o m谩s bien, a Gandalf lo disfrazaron de m铆, para ganar publicidad, y premios 贸scar que Harry Potter le envida. As铆 que pensabas fugarte de m铆, si por un momento llegaste a pensar que Sherlock Holmes, fue el que atrapo a Jack el Destripador estas sumamente equivocado, fui yo.
  • Incierto, el nunca sali贸 en las lista de chicos malos, si hacia una buena labor en su trabajo-
  • Eso fue porque no revisaste la lista de viejo ped贸filos-
  • Si, y sal铆a tu nombre-
  • Ya veo porque la bien oculte- No me cambies de tema, no sabes el dolor que me dio, verme solo en ese bar, rodeado de personas desconocidas, y ese t铆pico hombre due帽o y se帽or de ese bar, fui abusado por indiferencia de , mientras le dec铆a, que la conoc铆a desde que era ni帽a, ella me maltrataba con sus palabras pesadas, que era un desconocido para el.
  • No esperes mucho es femianzi -_-
  • Y sobre todo, tener que ver como esos ni帽os, esos ni帽os iban felices de mano para la parque, para ir a cantar Merry Christmas, debajo del gran arbolito de navidad de la gran manzana, bajo el coro de Ocarina. Eso es lo que somos Kira, la felicidad de esos chicos, cada chico en este mundo espera su pedacito de regalo que le compran sus taca帽os padres, pero para gast谩rselos en hijas del diablo, o en las amantes, no le tiemblan las manos. Entonces, Kira, extra de esta historia, ya que el principal es Chuck Norris, que es lo que nos toca a nosotros hacer, que lo que hacemos todos los a帽os en navidades?- pregunto-
  • Putear?隆- le conteste-
  • No pedazo de subnormal, hacer felices a los peque帽os, a esos que en un futuro ser谩n el soporte de nuestra mundo, y que alg煤n d铆a ser谩n pol铆ticos, o gigol贸s. Pero el caso es, hacerlos feliz en su peque帽a infancia.
  • Tienes raz贸n, me entregare en cuerpo y alma, a esa chica que tanto desea verme carbonizado en su chimenea, ser茅 una linda croqueta roja para ella...
  • Esa es la actitud...

Recuerdo, que ese mismo d铆a, no se supo m谩s nada el camionero, ni menos de la mujer y el perro, y menos del cami贸n volcado, ya que conten铆a estasis, y fue decomisado por los Yakuzas, ejem... Como recuerdo, que ese d铆a fue la chica m谩s feliz del mundo, abrazando a su rojo peluche Kira, mientras baboseaba en el sue帽o. Quiero queso, quiero queso, y en la ma帽ana el jodido pajarito...

The end?​
 
脷ltima edici贸n por un moderador:
Comenzar diciendo q era una noche en la q la nieve lo comenzaba a cubrir todo ser铆a muy poco original,demasiado para ella as铆 q vuelve a privar a su libreta de una de sus hojas...ya eran las 12:00 a.m y ni siquiera comenzaba su historia....as铆 q recost谩ndose sobre el amplio sof谩 q no lograba llenar ni su hogar,ni su coraz贸n comenz贸 a preguntarse, cu谩l era el significado de la Navidad? pasaron unos minutos hasta q en su mente se comenzaron a dibujar im谩genes casi borrosas, en las q una ni帽a peque帽a,corr铆a desesperadamente hacia aquel 谩rbol inmenso q no alcanzaba a ver en todo su esplendor al no ser q alzara bien su cabecita,para encontrarse con unas hermosas lucecitas q parpadeaban constantemente y hac铆an brillar sus ojos,muestra de lo emocionada q estaba...
-He sido una ni帽a buena,este a帽o de seguro q a Santa no se le olvida pasar a visitarme- pensaba con mucha emoci贸n mientras re铆a y jalaba del vestido de su madre para q le diera las galletas y la leche de Santa...
La vez anterior se hab铆a comido una de las galletas de Santa debido a q le hab铆a dado hambre esperar hasta tarde por 茅l y por eso no hab铆a llegado a verle....de seguro estaba molesto,por eso ella este a帽o no quer铆a regalos, s贸lo disculparse con 茅l....
De sus labios,emerge una sonrisa q delata cu谩nto a帽oraba esos tiempos...se incorpora y vuelve a recordar q aquella criaturita volvi贸 a quedarse dormida entre las parpadeantes luces de majestuoso 谩rbol navide帽o y aunque llor贸 por no poder ver a Santa para que le perdonara, not贸 q hab铆a una peque帽a cajita en el suelo....cajita q ahora sosten铆a entre sus manos y le铆a la nota q tra铆a consigo,la cu谩l estaba pr谩cticamente intacta a pesar de los a帽os que hab铆an pasado..."Te perdonar茅 pero primero quiero q guardes aqu铆,lo q consideres q significa la Navidad"....de peque帽os nos preguntamos muchas cosas y ella no era una excepci贸n...en este caso,no entend铆a como podr铆a meter una caja de regalos en una cajita tan peque帽a,as铆 q opt贸 por guardar uno de los otros regalos q le hab铆a dejado Santa....una peque帽a manilla,q le hab铆a fascinado y esper贸 al siguiente a帽o....
A煤n hoy,no hab铆a logrado guardar nada dentro de esa cajita q hiciera q Santa le perdonara....y mira q intent贸 con cientos de cosas,cartas,collares,juguetes,dibujos,las monedas q le dejaba el rat贸n P茅rez,ja hablando del rat贸n P茅rez,se echa a re铆r al recordar q incluso su peque帽o P茅rez,su rat贸n de laboratorio, estuvo dentro de su preciada cajita...pero nada, as铆 q luego de ver q no daba resultado ninguno de sus intentos,se refugiaba en el calor q su hogar y su familia le brindaban.
Al recordar entre alegr铆a y algo de tristeza su infancia vuelve a tomar en su mano el bol铆grafo....este ser铆a su 煤ltimo intento por llenar esa cajita q tanto tiempo le hab铆a costado a pesar de su tama帽o....ya con la esperanza perdida,deja la cajita sobre la mesa,al lado del vaso de leche y las galletas de Santa....a pesar de q ya era adulta,segu铆a haciendo eso como si de un ritual sagrado se tratara y se dispone a irse a la cama...sab铆a q no vendr铆a,como anteriormente....no pas贸 mucho tiempo luego de que se fuera a la cama y sinti贸 unos ruidos extra帽os en el sal贸n...
-Ser谩 Santa??!!!- fue lo primero que pens贸 pero luego al sentir otro ruido se puso en alerta y descart贸 la posibilidad de que fuera Santa....podr铆a ser alg煤n ladr贸n,para esas fechas era muy com煤n q entraran a robar,as铆 q se dispone a bajar las escaleras con mucho sigilo con un bate en la mano,casi al llegar,ve una sombra y cuando llega al sal贸n "BAAAM!!" le golpea fuertemente y el hombre,q parec铆a un anciano cae al suelo....autom谩ticamente enciende las luces del sal贸n y vaya sorpresa la q se lleva al ver q aquel ladr贸n no era m谩s q el q le hab铆a robado todo este tiempo q ahora le parec铆a gastado en vano buscando q guardar en aquella cajita.El se帽or de barba abundante se levanta y la mira directamente a los ojos mientras se pasa la mano por la cabeza y le dice entre risas...
-Jo jo jo sabes defenderte bastante bien,no vi venir ese golpe...
-D-disculpe S-santa??!!-le dice tartamudeando, a煤n no se lo cre铆a,como era posible si no hab铆a colocado nada en la cajita??!!
-Santa me habr谩 trolleado?-Se pregunta a si misma murmurando
-No se帽orita,Santa no juega de ese modo,vine porque haz logrado guardar en la cajita el verdadero significado de la Navidad jo jo jo- le dice el se帽or
A lo q ella no sabe ni como responder xq la verdad es q no ha guardado nada en esa caja y nunca ha mentido,siempre ha sido una ni帽a buena as铆 q procede a decirle la verdad a Santa.
-No he logrado guardar nada en la cajita a pesar de todos estos a帽os,no entiendo ni creo merecer tu visita
-Jo jo jo si que lo haz hecho peque帽a ni帽a,mira dentro de la cajita y te dar谩s cuenta-Y extiende su mano hacia ella para q pueda ver dentro de la caja
-No veo nada,me la est谩s jugando otra vez??!!- le pregunta ya un poco molesta con la situaci贸n
-No querida,a caso no vez q ac谩 est谩n guardados todos los momentos felices y no tan felices....tus sonrisas,tus pucheros por no verme las navidades anteriores,el calor y el amor q tu familia te daba y viceversa?Eso es la Navidad,su verdadero significado....amor, uni贸n, felicidad y t煤 con tus recuerdos,haz logrado llenar hasta el tope esta caja q podr谩 ser peque帽a,pero guarda un tesoro muy valioso e imposible de robar.
Simplemente se qued贸 sin palabras,su mente procesaba y le prestaba atenci贸n a cada palabra que sal铆a de la boca de Santa,hasta q de repente,algo alumbr贸 su mente y solo dijo:
-Me debo ir!
-P-pero a d贸nde vas??No quer茅s conversar conmigo?no llevabas a帽os esperando mi llegada?-Santa la llena de preguntas porque no entend铆a nada
-Es cierto,pero lo siento Santa,tu y yo tenemos trabajo q hacer...
-Tenemos trabajo?De que hablas?Ya he hecho casi todas las entregas y guard茅 un poco de tiempo para aquella ni帽a come galletas....
Sonr铆e y le mira con ternura para luego decirle:
-No sabes lo feliz q me hace ello pero deben de haber cientos de ni帽os q a煤n te esperan,quiz谩s como mismo lo hice yo aquel d铆a,debes ir a verles.
-Y t煤 q har谩s?- Pregunta Santa mientras la ve coger su bolsa
-Pos seguir llenando esa cajita hasta q no quepa un momento feliz m谩s dentro de ella jajaja
Santa la mira asombrado y simplemente se echa a re铆r y se va
-Hasta la pr贸xima peque帽a come galletas...JO JO JO!!
 
Pues bueno, Nanku, aunque ya es bastante tarde, a 3 d铆as, ac谩 dejo mi historia, pero disculpa estaba muy cogido con la universidad y hace como 2 d铆as fue que termine, aclaro que est谩 un poco larga, as铆 que no los culpo si no la leen 馃槄.


Odio la navidad!!!!!!!!- grito el peque帽o Leonard mientras su madre lo intentaba convencer de que se sentara en las piernas de un jovial Santa que escuchaba los pedidos de otros ni帽os.
- Deja de intentar convencerme de que crea en esas tonter铆as, Santa no existe, ah铆 solo hay un viejo pervertido que aprovecha estas fechas para toquetear a los ni帽os- dec铆a enfado- regreso a casa.
Su madre lo miro con tristeza mientas ve铆a a su hijo alejarse enfadado en direccion a su casa. Leonard, o Leo como le dec铆an de cari帽o, era un ni帽o de 8 a帽os que hab铆a dejado de creer en la navidad debido a tristes acontecimientos que hab铆an sucedido. Hace dos a帽os, su hermana mayor de 10, Mary, por un accidente en las fechas pr贸ximas a navidad, hab铆a ca铆do en un coma del que los medicos no ten铆an esperanza que despertara. C贸mo todo buen ni帽o,dep贸sito toda su fe en Santa, pidi茅ndole que para esa navidad, le devolviera a su hermana, pero nada sucedi贸. Pensando que todo era su culpa poruqe no se hab铆a portado bien ese a帽o, tuvo un comportamiento modelo el siguiente, con la esperanza de que Santa le devolviera a su hermana, y as铆 volvi贸 la navidad, y otra vez volvi贸 a pedirle lo mismo, dej谩ndole su caracter铆stica ofrenda de leche y galletas, pero su hermana, no despert贸. Y as铆 lleg贸 a una conclusi贸n. Santa no exist铆a, la navidad era solo una fecha vac铆a sin ning煤n significado, y su hermana, jam谩s iba a despertar.
Lleg贸 a su casa y le dirigi贸 una mirada furiosa al 谩rbol de navidad, mientras sub铆a a su cuarto y se encerraba. Ese d铆a no ten铆a deseos de cenar, odiaba la cena navide帽a, solo serv铆a para recordarle que su hermana estaba inm贸vil en una habitaci贸n de la casa, conectada a cientos de aparatos que la manten铆an viva, y que no iba a estar en la mesa con su familia. Con l谩grimas en sus ojos por estos pensamientos, enterr贸 su cabeza en la almohada, y poco a poco, fue quedandose dormido.
Un sonido lo despert贸, sonaba como cadenas siendo arrastradas, y un sonido constante como si golpearan algo, no pod铆a ver nada, de pronto sinti贸 un fuerte dolor en la parte trasera de la cabeza, y lo 煤ltimo que sinti贸 antes de perder la conciencia, fue que alguien lo agarraba y lo pon铆a dentro de algo.
Poco a poco fue recuperado la conciencia, le dol铆a la cabeza terriblemente, y se encontraba dentro de una especie de saco desde donde no se pod铆a ver nada. Fuera solo se sent铆a alguien caminando, con un sonido irregular, tak, tak, tak, como si se apoyara en un bast贸n para caminar, y el mismo sonido de cadenas siendo arrastradas. Un poco asustado, sinti贸 un molesto olor , era una mezcla de sudor.....y sangre.
- Auxilio!!!!!- grito horrorizado- salvenme, por favor d茅jeme ir.
Ante esto solo sinti贸 un gru帽ido molesto y una risa grave, como de alguien burl谩ndose en voz baja.
- Por favor no me haga da帽o!!! Le prometo que si me suelta no le......- un brusco movimiento interrumpi贸 lo que dec铆a.
-Callate, si sabes lo que te conviene- dijo una voz esposa y grave.
El ni帽o entendi贸 la amenaza, y solo se acurruc贸 mientras comenzaba a llorar en silencio, lo hab铆an secuestrado, lo iban a matar o algo peor, y sus padres iban a quedar devastados ante su perdida. Permaneci贸 el resto del trayecto despierto, pregunt谩ndose sobre su destino. En un momento del trayecto comenz贸 a hacer fr铆o, y aproximadamente una hora m谩s tarde, el sonido de movimiento se detuvo de repente. Y sinti贸 como lo dejaban caer con brusquedad sobre algo fr铆o y suave, y una luz lo seg贸 de pronto, hab铆an abierto el saco donde estaba.
Poco a poco pudo ver mejor y observo donde se encontraba.
Era un paisaje al aire libre, totalmente cubierto de nieve, hab铆an muchos 谩rboles con adornos navide帽os, y en el centro, una enorme mesa donde se sentaba un anciano de barba blanca, una sonrisa en su cara , y un gran abrigo rojo que lo cubr铆a.
  • As铆 que este es el chico del que me hablaste, no se ve como lo imaginaba- dijo el.anciano con una voz agradable mientras levantaba la vista de unos papeles que estaba inspeccionando.
  • Es el, y cr茅ame, es un peligro, tiene un gran potencial para convertirse en Grinch, sino lo castigamos, nos traer谩 problemas en el futuro.
Leonard r谩pidamente viro la cara al sentir la voz de su secuestrador. Era un hombres alto, completamente vestido de negro, cubierto por una abrigo del mismo color. Su cara estaba tapada por una capucha, que no ocultaba su barba negra ni sus ojos siniestros. Ten铆a unas cadenas amarradas a un brazo y llevaba un bast贸n en el cual estaba apollado.
  • Oh vamos creo que eso no ser谩 necesario, estoy seguro que el peque帽o Leo comprender谩 si solo le decimos unas palabras- dijo al que llamaron Santa, con voz tranquilizadora.
  • Unas palabras?- dijo en tono de burla el hombre de negro, lo siento Santa, pero no me voy a arriesgar, los ni帽os malos merecen ser castigados- dijo el hombre de negro mientras levantaba un l谩tigo que tra铆a el la cintura y esbozaba una sonrisa s谩dica con intenci贸n de golpear al ni帽o.
  • Fouettard!!!!!!- dijo el anciano levantando la voz- acaso no tuviste suficiente con lo que le sucedi贸 a esos tres ni帽os, pens茅 que hab铆as aprendido la lecci贸n!!!!
Al escuchar esto el hombre retrocedi贸, su cara mostraba una expresi贸n de arrepentimiento y miedo.
  • Tch- dijo mientras se alejaba lentamente y viraba la cara, desapareciendo en la sombra de un 谩rbol cercano.
  • Tendr谩s que disculparlo- dijo apenado Santa- hace mucho tiempo hizo cosas muy malas, pero aprendi贸 la lecci贸n, ahora, de cierta manera, me ayuda.
Leonard no sab铆a que decir, no entend铆a nada, no sab铆a que acababa de ver, ni d贸nde estaba.
  • Quien es usted? D贸nde estoy? Proque estoy ac谩? C贸mo sabe mi nombre?- pregunto el ni帽o con terror en su voz.
  • Calma, calma- dijo el anciano con calma- pens茅 que ya alguna de las respuestas a tus preguntas te las hab铆as imaginado.
  • E...eres........Santa Claus?- pregunto con duda.
  • Santa Claus, Pap谩 Noel, El abuelo del fr铆o, en muchos lugares me conocen de diferentes maneras- dijo esbozando una sonrisa.
  • Pe...pero no puede ser, Santa no existe.- dijo el ni帽o con confusi贸n en su voz.
  • Claro que existo- dijo Santa riendo- no me est谩s viendo ahora mismo, o acaso se te ocurre alguna otra forma de explicar lo que acabas de ver.

Leonard iba a replicar, pero se di贸 cuenta de que no pod铆a.
- Esto, Leo, es la tierra de la Navidad, se tu nombre poruqe est谩s en mi lista de ni帽os- dijo mostr谩ndole uno de los papeles que ten铆a y se帽alando su nombre, y est谩s aqu铆 porque quiero que vuelvas a creer en la navidad, disculpa que te trajera as铆, pero era la 煤nica manera. Adem谩s........te debo una disculpa por no haber podido realizar el deseo que tanto querias- dijo con arrepentimiento en su cara.
Estas palabras fueron m谩s que suficiente para que el ni帽o entendiera, y para que el dolor que estuvo guardando durante tanto tiempo estallara.
- Yo cre铆a en usted!!!!!!!!!- dijo llorando- fui bueno, y solo quer铆a que me devolviera a mi hermana, porque no lo hizo!!!!!- siguiente llorando desconsoladamente.
-Leo- dijo Santa haciendo un ademan con su mano. De pronto, el saco donde se encontraba se convirti贸 en una manta que lo cubri贸, lo levant贸 y lo llevo hasta el asiento justo en frente de Santa. El chico no ofreci贸 resistencia.
- Hicimos lo que pudimos- dijo mir谩ndolo fijamente con una expresi贸n trsite- la magia que nos da vida est谩 desaparecido, poco a poco los ni帽os debido a la tecnolog铆a y al deseo de convertirse en adultos, est谩n dejando de creer en nosotros. Somos seres nacidos de su creencia, y nuestro poder depende de eso.
Leo lo miro con surcos de l谩grimas en su cara, en el fondo, sabia ten铆a raz贸n la navidad estaba perdiendo su magia, pero 茅l no iba a dar su brazo a torcer tan r谩pido.
  • Pero ni siquiera pudieron hacer nada-dijo en tono acusatorio.
  • Eso no es cierto- en estos momentos tu hermana est谩 teniendo un hermoso sue帽o, para hacer m谩s llevadero su estado, y acaso nunca te preguntaste porque , a pesar de todo, su cuerpo no se ha ido deteriorando, fue lo 煤nico que pudimos hacer, disculpa.
Era verdad, algo que los medicos no hab铆an podido explicar, era el porque los m煤sculos de Mary no se daban deteriorando, segu铆a tan fresca y hermosa como siempre, aunque si se notaba el crecimiento de su cuerpo.
El enojo iba desapareciendo, pero no quer铆a desprenderse del sentimiento que le hab铆a dado fuerza.
  • Porque hablas en plural- dijo cambiando de tema repentinamente- solo te veo a ti.
  • Aaaa! Que bueno que preguntas, ya deben estar al llegar, me gustar铆a que los conocieras, seguro que te hace........
  • Abuelo!!!!!!!- dijo de pronto la voz de una chica que apareci贸 de la nada y se acercaba corriendo hasta Santa, d谩ndole un gran abrazo y un beso en la mejilla- ya casi est谩 todo listo, estoy muy emocionada!!!!!
Leo se qued贸 mir谩ndola perplejo, era una chica de unos 15 o 16 a帽os, alta, de un color blanco como la nieve, cabellos rubios platinado que le caian por la espalda, vestia un abrigo azul y blanco que combinaba con sus ojos, y un gorro blanco que le cubr铆a la cabeza.
- Hola- le dijo la chica con expresi贸n de alegr铆a - como te llamas?, Yo soy Sneguroshka, aunque me dicen la doncella del hielo, encantada de conocerte- termino con una sonrisa
Todo esto lo dijo con un 谩nimo y una felicidad que dejaron al chico sin palabras.
  • Le....Leonard, ese es mi nombre- dijo tartamudeando.
  • El peque帽o Leonard es nuestro invitado Sneguroshka- dijo Santa con una sonrisa a su nieta, hazlo sentir como en casa.
 
- Un invitado del abuelo? es fant谩stico!!!!- exclam贸 con alegr铆a- debes amar la navidad, que es la parte que m谩s amas de ella? Yo toda, pero lo que m谩s me gusta es ayudar谩 l abuelo- todo esto lo dijo nuevamente con alegr铆a y casi sin parar.
-Yo.....emmmm
Leo era un ni帽o de 8 a帽os, pero ten铆a el suficiente tacto para no da帽ar el 谩nimo de la chica diciendole que odiaba la navidad, pero tampoco quer铆a ment铆 diciendo algo que no sent铆a realmente, por suerte, la llegada de otra persona evit贸 dar explicaciones sproblematicas.
  • Babushka!!!!!- dijo de pronto Santas levant谩ndose y abrazando a una anciana regordeta y de apariencia amable que apareci贸 de pronto de la nada.
  • Cuanto tiempo Santa- dijo sonriendo y devolvi茅ndole el abrazo- ya un a帽o, me alegra verte de nuevo- de pronto, se di贸 cuenta de la presencia del ni帽o.
  • Este es el chico del que te hablaba Babushka, ya le he explicado algunas cosas- dijo Santa.
  • Es el?- pregunto poniendo expresi贸n preocupada y observ谩ndolo atentamente- no se ir谩 a convertir en un Grinch verdad?
  • Oh claro que no- dijo santa con voz despreocupada- el peque帽o Leonard no es un mal ni帽o.
  • Leo un Grinch?- pregunto inocente Sneguroshka-pero su ama la navidad.
  • Alguien me puede explicar que es un Grinch- pregunto Leo alzando la voz, que cada vez entend铆a menos- porque dicen que me voy a convertir en ese monstruo verde de las pel铆culas?
  • As铆 es como lo representan ustedes jovencito- dijo Babushka explicandole con paciencia- pero en realidad un Grinch, es una persona normal, que ha perdido toda su fantas铆a y esp铆ritu navide帽o, queda vac铆o por dentro y solo desea contagiarle su amargura a otros, por eso es tan peligroso.
A la verdad es que eso sonaba bastante a el, por un momento, Leo sinti贸 miedo del sentimiento que hab铆a estado albergando durante ese tiempo.
- Ya veo- dijo Babushka de pronto sonriendo de una forma que parec铆a hab铆a le铆do lo que acababa de pensar- este jovencito no representa un peligro. Bueno Santa, creo que debo retirarme, hay preparativos que hacer todav铆a antes de que todo comience, los dem谩s deber铆an llegar de un momento a otro.
Dicho esto la anciana desaparecio, dejando solo una peque帽a matrioshka donde hab铆a estado.
  • Cada vez entiendo menos- dijo el ni帽o- esto no tiene ning煤n sentido.
  • Pronto te dar谩s cuenta- r铆o Santa- al menos ya puedo notar que tu enojo ha ido desapareciendo.
Al o铆r estas palabras el chico se sonrojo, e intento estirarse para desviar la atenci贸n , pero sin darse cuenta pate贸 algo peludo que en ese mismo instante pasan por debajo de la mesa.
  • Que es eso- exclamo el chico con miedo mientras se帽alaba una bola de pelos blanca con algunas manchas rojas que estaba a unos metros de el.
  • Pero si es Tomte!!!- dijo Sneguroshka con su habitual alegr铆a.
De repente la bola de pelos se levant贸, dejando ver a un enanito totalmente cubierto por su barba y cabellos, que recog铆a un sombrero rojo y se lo acomodaba algo aturdido.
- Hola Tomte- dijo Santa con educaci贸n- que tal van los preparativos por Escandinavia?
El enanito solo asinti贸 en se帽al de que todo iba bien.
- Los renos est谩n deseosos de verte- dijo Santa- te han cogido cari帽o desde el d铆a en que los ayudaste cuando se lastimaron.
En la cara totalmente cubierta de pelos del enanito, pareci贸 dibujarse una sonrisa.
  • Lo llevar茅 hasta lso establos abuelo- dijo la doncella del hielo- nos vemos m谩s tarde Leo!- dijo agitando una mano despidi茅ndose del ni帽o.
  • Poruqe haces todos esto?- pregunto Leo
  • Ya te lo dije, quiero que recuperes el esp铆ritu navide帽o ,y que mejor manera que nos conozcas a todos y saques tus conclusiones.
  • Tu y tus maneras curiosas de hacer las cosas- dijo de pronto una voz de un ni帽o desconocido.
Leo r谩pidamete dirigi贸 la mirada hacia esa nueva voz. All铆 sentado a dos sillas de distancia de Santa, se encontraba un ni帽o que tendr铆a su edad, o tal vez un poco m谩s chico, estaba vestido con una lujosa t煤nica dorada, en su cabeza de largos cabellos casta帽os hab铆a una corona dorada terminada en puntas, el chico ten铆a expresi贸n de abatimiento. Por alguna raz贸n, esa imagen le parec铆a vagamente conocida, tal vez no se esa forma, pero sab铆a que se parec铆a a alguien...........
  • Eres........el ni帽o Jes煤s?- pregunto inseguro.
  • Bafffffff!!!- exclam贸 el otro chico con expresi贸n cansada, mientras Santa no podia evitar soltar una peque帽a carcajada- Otro m谩s que me ve as铆, pens茅 que debido a tu situaci贸n no me ibas a decir algo as铆.
  • Su nombre es Christkind- dijo Santa- es uno de los encargados de la navidad en Alemania.
  • Entonces......no eres el ni帽o Jes煤s?- pregunto Leo interesado.
  • Se podr铆a..........decir que si- dijo Christkind a rega帽adientes.
Leo no pudo evitar que su boca se abriera de la sorpresa, el hijo de Dios estaba frente a 茅l?
  • No es lo que piensas!!!!- exclam贸 de pronto Christkind con desesperaci贸n en su voz- no soy lo que t煤 piensas.
  • Cuando la iglesia empez贸 a tomar control de todo- explic贸 Santa- tambi茅n lo quiso hacer de la navidad, y algunos de nosotros fuimos transformados a su parecer para que encajaramos con sus creencias, Christkind fue uno de los que m谩s sufri贸.
  • Empezaron a decir que yo era hijo de ese Dios al que veneran- dijo el chico de largos cabellos con expresi贸n de tristeza- y empezaron a adorarme, yo no quer铆a eso, solo soy un ser de la navidad.
  • Lo peor del caso, es que debido a la fuerte presi贸n que esto ejerci贸 en nosotros, quedamos marcado y algunos incluso adoptaron esas ideas- contin煤o con la explicaci贸n Santa.
C贸mo si de una invocacion est谩s 煤ltimas palabras hubieran sido, una tormenta de arena se form贸 de pronto, Christkind gimi贸 de frustraci贸n ante esto. De la tormenta de arena se pudieron divisar tres figuras que se acercaban montadas sobre lo que parec铆an camellos. La tormenta se fue despejando poco a poco para dejar ver a los jinetes. Se trataba de 3 hombres vestidos con tunicas 谩rabes, ten铆an apariencia venerable y seria, y cargaban varias bolsas con ellos. Los tres se desmontaron y se dirigieron a la mesa.
  • Santa, un gusto volver a verte amigo-dijeron los tres
  • Gaspar, Melchior, Baltazar, que bueno verlos tambi茅n- dijo Santa amablemente.
  • Majestad- dijeron dirigi茅ndose a Christkind y haciendo una reverencia.
  • Les dije que no me llamar谩n as铆, no soy el rey de nadie- dijo el ni帽o volteando sus ojos en se帽al de frustraci贸n- a esto me refer铆a antes- dijo dirigi茅ndose a Leo con expresi贸n de sufrimiento.
  • Donde est谩 la amable se帽ora que nos indico el camino, quer铆amos saludarla antes de seguir nuestro viaje.
  • Ah, Befana debe estar al llegar, por lo general siempre llega antes que ustedes.
  • Jijijijijiji- se escuch贸 una estridente risa proveniente del cielo.
En la lejan铆a se ve铆a acercando, lo que parec铆a ser la t铆pica figura de una bruja de cuentos, montada en una escoba. Poco a poco se fue acercando hasta que, en efecto, una anciana algo delgada montada en una escoba llena de paquetes se baj贸 de su curiosa Montura.
  • Santa esta navidad va a ser incre铆ble!!!!, ha habido un aumento de los ni帽os que creen en nosotros- dijo la anciana a modo de saludo.
  • Bueno verte Befana, tienes a algunos amigos que quer铆an saludarte.
  • Se帽ora- dijeron los jinetes de camello haciendo una reverencia- nunca estaremos lo suficientemente agradecidos con usted por mostrarnos el camino aquella noche- dijeron mientras besaban su mano.
  • Ujujujuju- me van a hacer sonrojar- dijo p铆cara la anciana- fue un placer haberlos ayudado en aquella ocasi贸n, ahora sigan su camino, que el viaje que les espera es largo.
  • As铆 haremos- un placer verlos a todos-dijeron los hombres que acto seguido se montaron en sus camellos y desaparecieron en una tormenta de arena.
  • Y los Yule, no han pasado por ac谩?- pregunto como si nada Befana
  • Justo ah铆 vienen- dijo Santa se帽alado en una direcci贸n de donde se sent铆an varias risas.
Leo miro con curiosidad hacia el lugar de donde proven铆a el ruido, y lo que vio no era para nada lo que hubiera esperado. Un grupo de aproximadamente 12 ancianos de apariencia desali帽ada se acercaban cada uno con la mano en el hombro del otro. Se tambaleaban como si estuvieran ebrios y re铆an fuertemente mientras se contaban chistes y cantaban, y detr谩s de ellos ven铆a un enorme gato negro con apariencia siniestra.
  • Yule lads, siempre tan alegres!!- dijo riendo Santa- que tal los preparativos por Islandia.
  • Santa!!!!!!- dijeron todos al unisiono- est谩 navidad va a ser diferente, nos sentimos m谩s fuertes que en los 煤ltimos a帽os, todo est谩 en orden y listas las bromas, es decir, los regalos- dijeron mientras re铆an a carcajadas.
  • Me alegra escucharlo, mejor que se den prisa porque ya es casi la hora.
  • Si s铆, ya vamos en camino, y ti chico- dijeron dirigi茅ndose a Leo, espero que te hayan comprado ropa nueva para navidad, sino el gato te comer谩 - esto 煤ltimo lo dijeron a carcajadas mientras se alejaban, y el siniestro gato le echaba una mirada mientras se relamia los bigotes.
-Yo tambi茅n participaron Santa- dijo Befana- me gusta tener siempre tiempo de sobra por si acaso- y acto seguido, subi贸 en su escoba y despareci贸 en el cielo
- Ya entiendes Leo, lo que te quer铆a decir- pregunto de forma paternal Santa
 
  • Todos ustedes son.......los encargados de la navidad, su encarnaci贸n, pero pensaba que eras solo t煤 Santa- dijo el ni帽o ya sin una pizca del odio que sent铆a.
  • Por supuesto que no- dijo riendo- soy muy viejo para hacer esto solo- todos servimos a un mismo prop贸sito, ustedes los ni帽os que creen en nosotros, porque gracias a ustedes, existimos.
  • Santa, y que hubiera pasado si me.....hubiera convertido en un Grinch?
De pronto Leo sinti贸 que alguien lo observaba , era una sensaci贸n desagradable y fr铆a, y acto seguido , su propia sombra comenz贸 a alargarse, tomando otra forma diferente a la de el, mientras se escuchaba una risa semejante al balido de una cabra. El ni帽o no pudo evitar virar el rostro cuando sinti贸 que unas manos con garras se posaban en su hombro.
- Hubieras sido mi cena- dijo la figura riendo en su forma tan extra帽a.
El chico logro ver mejor a su nuevo captor. Parec铆a un s谩tiro, una cabeza humanoide terminada en cuernos, un torso peludo, una lengua larga y aunque no pod铆a ver la parte inferior de la criatura, por el sonido que hac铆a al rozar la nieve, imagino que eran pesu帽as.
  • Pero miren quien ha sido un ni帽o malo- dijo la criatura pasando su larga lengua por su cara-tal vez deber铆a darte un viaje sin retorno, pero- dijo olisqueando- tal vez....
  • Krampus, d茅jalo en paz, sabes que no representa ning煤n peligro- dijo Santa se manera ser铆a.
  • Lo se- dijo el satiro mientras se volv铆a a fundir con su sombra- solo bromeaba con el.
  • No te preocupes- dijo Santa- el acostumbra a cazar a los ni帽os que realmente han hecho cosas malas, cosas realmente malas, no hubieras estado en peligro.
El chico trago en seco y decidi贸 olvidar esta parte
- Santa-dijo Leo apenado- Gracias por todo, fui injusto con ustedes, los juzgue sin saber la verdad ni agradecer la ayuda que le brindaron a mi hermana.
Santa sonri贸 c谩lidamente
  • No te preocupes , no ten铆as poruqe saber nada de esto.
  • Santa!!!!!- dijo de pronto una potente voz- los renos est谩n preparados, deber铆amos partir antes que sea demasiado tarde.
Leo miro a este nuevo desconocido. Era como ver a una versi贸n de Santa m谩s joven, m谩s fuerte , alta e imponente. Su barba era color marr贸n y su expresi贸n severa, estaba vestido con pieles y sosten铆a un l谩tigo en su mano.
  • Y t煤 quien eres?- pregunto el reci茅n llegado dirigi茅ndose hacia Leo.
  • Belsnickel, te presento a Leo, el fue mi invitados est谩 noche- dijo Santa haciendo las presentaciones.
  • Espero que hayas sido un buen ni帽o, o cosas malas podr铆an pasar, dijo apretando el l谩tigo que ten铆a colgado en su cintura.
Leo solo pudo tragar saliva ante tal amenaza.
- Pero se nota que eres un buen chico- dijo de pronto suavizando su expresi贸n en una sonrisa y d谩ndole un fuerte apret贸n de con sus manazas- Te espero en el trineo Santa- y retiro sus manos dej谩ndole a Leo algunos caramelos en sus manos.
Sin darse cuenta se hab铆an quedado los dos solos. Christkind hab铆a desaparecido en alg煤n momento que no se hab铆a dado cuenta.
  • Pues bien Leo, creo que es hora de que vuelvas a tu casa- dijo Santa
  • Ya tengo que volver?- dijo el ni帽o con tristeza.
  • No te preocupes, siempre estaremos contigo, recuerda algo.
Lo que paso a continuaci贸n fue maravilloso y extra帽o, Santa empez贸 a cambiar y a transformarse en cada uno de los visitantes de aquella noche.
-Somos la encarnaci贸n del esp铆ritu navide帽o- dijo Santa
-En nosotros esta la encarnaci贸n de toda la felicidad y diversi贸n de esta fecha- dijo Sneguroshka
  • De la Hospitalidad- dijo Babushka
  • Y el deseo de ayudar a otros- dijo Befana
  • De las buenas bromas y el tiempo que pasamos con nuestros familiares- dijeron los Yule lads mientras cambiaban r谩pidamente.
  • Pero no solo la diversi贸n, tambien la disciplina y el deseo de comprometernos con algo- dijo Belsnickel
  • Y para algunos una forma de expiar nuestros pecados y encontrar tranquilidad- dijo Fouettard.
  • Y tambi茅n castigo ante lo mal hecho- dijo Krampus
  • Representamos el deseo de hacer algo bueno, dar algo a las personas que queremos- dieron los reyes magos.
  • No una forma rid铆cula de ganar poder y control mediante el enga帽o- dijo Christkind
De pronto cambio a una peque帽a figura llena de pelos con un gorro rojo que asent铆a vigorosamente.
  • En resumen eso somos, somos la navidad que vive en cada ser humano con imaginaci贸n y que no permite que el ni帽o que lleva dentro muera- dijeron todos al unisiono
  • Estoy seguro que siempre estaremos en tu coraz贸n Leo- dijo Santa poniendose de pie.
El chico nuevamente con l谩grimas en sus ojos, lo que esta vez de felicidad y gratitud, no pudo evitar correr a abrazar a Santa, a la figura que hab铆a renegado los 煤ltimos 2 a帽os.
-Ya, ya, todo ir谩 bien, y como has Sido un buen ni帽o, estoy seguro que te llevar谩s una sorpresa cuando despiertes- dijo gu帽andole un ojo al ni帽o- y ahora es tiempo de que vuelvas, dulces sue帽os Leo- dijo poniendo un dedo en la frente del chico.
Leo sinti贸 que iba perdiendo la conciencia poco a poco, el hermoso paisaje nevado se iba desvaneciendo poco a poco, mientras ca铆a, y ca铆a.......

El ruido de una alarma son贸, era la alarma que siempre pon铆a para despertarse en navidad, a las 6 de la ma帽ana, para ver los regalos de Santa, pero que por alguna raz贸n, hab铆a sonado esta vez, cuando hace un a帽o no sonaba porque el mismo la hab铆a desactivado . De golpe record贸 todo lo que hab铆a sucedido la noche anterior, habr铆a sido un sue帽o?
R谩pidamente bajo las escaleras de su cuarto y vio en la sala, a los pies del 谩rbol de navidad, muchos regalos, algunos para ni帽os, y otros para......chicas?
  • De pronto sinti贸 un grito proveniente del cuarto de su hermana, era su madre quien gritaba.
  • Leo, cari帽o, vengan r谩pido, Mary despert贸!!!!!- gritaba su madre.
R谩pidamente corri贸 hacia el cuarto de su hermana, lo m谩s r谩pido que le permit铆an sus pies, y all铆 la vio, sentada en su cama, hab铆a cambiado, ya no era una ni帽a, era una adolescente de 12 a帽os, pero seguia con su cara tan fresca y sus m煤sculos tan fuertes como siempre, el milagro que los medicos nunca pudieron explicar.
El ni帽o no pudo evitarlo y se arroj贸 a los brazos de su hermana, llorando desconsoladamente.
- Ya ya renacuajo- le dijo como cari帽osamente sol铆a decirle- todo est谩 bien, ya estoy ac谩 otra vez. Saben algo gracioso? Le dijo a su familia, todos se tiempo estuve so帽ando que esyaba en un hermoso lugar, y lo 煤ltimo que recuerdo, se que sonara tonto- dijo pasando la mano por su pelo- es que Santa ven铆a y me tendia la mano.

"Jo Jo Jo" se sinti贸 una risa a lo lejos acompa帽ada de el sonar de cascabeles y el tronar de pezu帽as " Feliz Navidad"


Pues bueno, se llevo m谩s de lo que imagin茅 que se iba a llevar 馃槄.

PD: Todos los personajes que utilice, como algunos tal vez se dieron cuenta ,a excepci贸n de Leo y su familia, son pertenecientes al folklore navide帽o de distintos pa铆ses , todas las referencias son ciertas, a excepci贸n de una que otra que cambie para adaptar a mi historia.
Si van a dejar reacci贸n dejen solo en una, no en las tres馃槄, muchas gracias.
 
Lamentando los retrasos, aqu铆 est谩n los resultados del concurso:

Gran Premio: 50 mil Oros.
Primer Lugar: @ 40 mil Oros.
Segundo Lugar: 20 mil Oros.
Tercer Lugar: 10 mil Oros.


Pr贸ximante cada participante recibir谩 su respectivo diplomita de participaci贸n. A los dem谩s, tambi茅n esperen el suyo.
隆GRACIAS A TODOS POR PARTICIPAR!
Nos leemos pronto.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas.
Nos encantar铆a que formaras parte de nuestra comunidad. Al registrarte en nuestro foro, podr谩s participar en debates, compartir tus opiniones e interactuar con otros miembros.
Atr谩s
Arriba